Skip Ribbon Commands
Skip to main content
10/99
"El carisma da forma a lo extraordinario que hay en las personas"
Elisabetta Pasini / @elipasini16
Future Concept Lab
20/03/2015
  • COMPARTE
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Google+
  • Mail
  • Twitter
  • #reimaginaeltrabajo
A UN CLIC
Quién es:

​Elisabetta Pasini

 
A qué se dedica:

​Investigadora, experta en liderazgo y diversidad cultural, autora de "Charisma, the leader's secret" 

 
Ámbitos de trabajo:

​Liderazgo, Coolhunting, Carisma 

 
Quiero contactarle:
 
Tiempo de lectura:

Un FaceTime

 
What if?

¿Y si practicar una escucha atenta en Redes Sociales fuera el camino para generar ideas con futuro? 

 
@cyctweet
​​​

​​La vida nómada de Elisabetta Pasini le ha llevado a vivir en Milán, Londres, Chicago y ahora Zürich. Curiosa por naturaleza, Pasini es autora de "Charisma, the leader's secret" (Garzanti, 2009), un libro que explora nuevas formas de liderazgo en el entorno Web

¿Qué es el carisma? ¿Cuáles son sus atributos? ¿Qué relación hay entre un líder y sus seguidores? ¿Qué papel juega la Red a la hora de amplificar fenómenos locales puntuales?  Y, sobre todo, ¿qué tipo de relación hace posible que aflore este don? 

​"Hoy en día tenemos muchos contenidos pero pocos contenedores" 

​¿Todo el mundo es potencialmente carismático? 

​La palabra carisma procede del griego y significa "don gratuito". Reducir el carisma al ámbito personal es peligroso porque uno corre el riesgo de caer rápidamente en el autoritarismo, lo interesante del carisma es la relación que lo hace posible. 

Hoy en día vivimos en un mundo muy cambiante, donde las estructuras tradicionales y las formas jerárquicas no están funcionando muy bien. Además, cada vez más trabajamos en equipo, y es muy importante que cada uno pueda asumir en un momento determinado el liderazgo del grupo. Coordinar el trabajo común se ha vuelto indispensable, si no lo haces corres un riesgo muy grande. 

Al final, los equipos que mejor funcionan son aquellos que no tienen una estructura rígida y son capaces de conectar todos los esfuerzos hacia un objetivo común. El poder y la jerarquía no han desaparecido, simplemente se están transformando. 

​¿Cómo definirías el carisma de hoy en día vinculado a la tecnología y la web? 

El carisma 2.0 es una dinámica que se produce a nivel local y global, entre el individuo y el colectivo, generando relaciones en red que cambian y se transforman muy rápido. Lo interesante es que dentro de esa red cada persona juega un papel importante en un determinado momento.

Un pequeño grupo de personas con una idea creativa se vuelve carismático cuando su proyecto resulta interesante para el resto de individuos, amplificando un determinado fenómeno gracias a la web.

El individuo sigue jugando un papel fundamental en el mundo actual, pero un ego demasiado grande o una personalidad narcisista corren serio peligro, precisamente porque no saben moverse en red, con los otros. Hoy en día es cada vez más importante saber escuchar, fluir, estar conectado. 

Las personas carismáticas, ¿en realidad no buscan serlo? 

Cuando una persona busca ser carismática, o está convencida de su carisma, deja de serlo. La motivación del carisma es precisamente la capacidad de representar un cambio que la gente espera pero no logra imaginar. En este sentido, el carisma debe ser “revolucionario”, muere cuando se convierte en norma. 

Max Weber hablaba de dos tipos de manifestaciones del carisma. Por un lado, el carisma como forma de autoridad patriarcal, propia de las sociedades tradicionales y la burocracia de los estados modernos que sirve para mantener un status quo. Por otro, la autoridad carismática que acontece en momentos de cambio. 

El líder carismático es aquel que logra dar forma a la expectativa de lo extraordinario que habita en las personas. Hoy, más y más, vivimos tiempos donde aparecen figuras que claramente representan esta nueva sensibilidad -Occupy, Five Star Movement o Podemos​ en España-. Observar estos movimientos es interesante, porque son cada vez más frecuentes, en ellos no hay una estructura de liderazgo clara, el carisma se expresa a través de portavoces del cambio que manifiestan un sentir común. Es una idea de liderazgo muy diferente, mucho más cercana al antropólogo americano David Graeber​.

¿Qué transforma a una marca o empresa en una institución carismática? 

La capacidad de innovar, de proponer y de estar abierta al cambio. No estoy segura de que una marca o empresa deba perseguir el carisma. El carisma, es transitorio, cuando se vuelve permanente se transforma en opresión. Para una marca hay elementos más interesantes que le ayudan a construir una credibilidad duradera en el mercado.

En las entrevistas que realicé en mi libro, marcas como Camper​Alessi compartían una misma perspectiva: la intuición personal. En el caso de Andrea Branzi​, el camino pasa por desarrollar una misma idea de forma constante y profunda en el tiempo.  ​

​¿Qué diferencia hay entre ser carismático y popular? 

Creo que muchas veces confundimos el atractivo de una marca con su capacidad para comunicar muy bien. Popular es algo que se dirige a la mayoría de las personas, no hay una misión, no hay un cambio de dirección, estamos hablando de comunicar a partir de estereotipos. 

Por el contrario, el carisma es una dinámica constante entre lo local y lo global, lo individual y el colectivo, que genera un cambio radical en nuestra forma de ver las cosas. Lo popular gusta a la mayoría, lo carismático comienza por un nicho. Marcas como Zara​, -que no Inditex​-, fueron carismáticas en sus comienzos al lograr un cambio muy fuerte en los mercados, a pesar de que su jefe no buscaba ser carismático...

Y luego, tenemos el caso opuesto de Coca-Cola, una marca muy popular, capaz de adecuar su discurso a las necesidades sociales. ¿Qué relación hay entre carisma y autenticidad? 

El ejemplo de Coca-Cola es muy pertinente, estamos ante una marca muy buena a la hora de detectar los gustos de la gente y expresarlos muy bien, de manera fácil e inteligente, promoviendo buenos sentimientos políticamente correctos. Pero Coca-Cola​ nunca logrará un cambio radical en el mercado porque no tiene interés en hacerlo, tiene demasiado poder como marca.

Por la pregunta, no creo que la palabra autenticidad tenga que ver necesariamente con el carisma. De hecho, creo que hoy en día abusamos de la palabra autenticidad. ¿Qué es la autenticidad? Buscando ser auténticos nos hacemos selfies como los demás y creamos perfiles muy parecidos en redes sociales. Cuando piensas en ser auténtico o expresar tu autenticidad, en general dejas de hacerlo. 

​En tu libro, "Carisma, el secreto de los líderes", hablas de Van Gennep y su definición del carisma como un espacio donde crear, compartir y permitir que elementos opuestos confluyan en una nueva visión. ¿Es internet este nuevo espacio? 

Sí, esta es la idea de carisma 2.0, o carisma compartido, que propongo, una idea que nace precisamente en la web y que genera una dinámica entre lo local y lo global, entre fenómenos micro y macro que generan cambios muy rápidos a través de esa nueva relación.

Estamos hablando de fenómenos reducidos que, gracias a una persona o un pequeño grupo, tienen la posibilidad de difundirse rápidamente. Son proyectos que tienen una raíz muy clara pero que luego se difunden de forma amplia gracias a internet porque la red ofrece esta posibilidad. Las grandes marcas, por ejemplo, utilizan este tipo de proyectos nicho para amplificar su imagen. 

​Hablando de fans y redes. En vez de "El cliente siempre tiene la razón", ¿estamos asistiendo a una nueva especie de “Los seguidores siempre tienen la razón"? 

Los seguidores pueden tener mucho poder, esto es cierto… No sé si conoces uno de los últimos libros de Dave Eggers titulado The Circle, es un libro muy interesante al respecto. Los seguidores están cambiando profundamente la idea de masa, ya no es tan fácil manipularlos. Al contrario, de pronto es la masa la que, a golpe de clic, puede llegar a ejercer un gran poder...

​En tu libro hablas también de la dificultad que hay en nuestra sociedad para encontrar momentos de distanciamiento y soledad que nos ayuden a desarrollar un punto de vista original. ¿Por qué esa necesidad constante de expresarnos, compartir y colaborar con los demás? 

​Es una pregunta muy difícil, me gustaría mucho investigar más en torno a la idea de cómo diferenciarse de los demás sin alejarse de ellos. Porque, al final, tiene valor estar en un grupo, vivir conectados y poder trabajar con otros. Si estás solo puedes hacer muchas menos cosas. Pero, por otro lado, conectar con los demás no significa adherirse a ellos, se trata de descubrir qué es lo que te gusta hacer, sin aplastar a los demás y sin dejar que los demás te aplasten.

La pregunta es cómo sostenernos sin sofocarnos, -que no es fácil- porque, cuando una persona tiene éxito entre el grupo, la tendencia es la de convertirse en un gran narciso, hay ejemplos sobrados de personas que pierden un poco el equilibrio al ganar notoriedad.

Poder e identidad, ahí están los dos temas críticos. El poder, porque donde está el poder está el meollo de la cuestión, pero también el peligro. Y la identidad, que no tiene por qué ser rígida. 

Crear una identidad interesante en nuestro mundo es complicado. En el pasado, quizá el mundo era más aburrido, pero todo estaba mucho más claro. Hoy en día tienes que ser muy fuerte por dentro y  vivir abierto al cambio porque no tienes garantías de que lo que haces hoy sea eficaz mañana. 

​“El más escuchado es el que más escucha”, afirma una de tus entrevistadas, Arianna Dagnino. Y añade: “Porque en el mundo digital, la visión del mañana es la visión que muchos tienen hoy”.  ¿Cómo es el líder carismático de la era digital? 

Hoy en día tenemos muchos contenidos pero muy pocos contenedores, espacios donde conectar emociones, estados de ánimo y pensamientos. Necesitamos saber qué hacer con todo eso. 

Creo que cada vez es más importante encontrar lugares y espacios donde compartir y ​​confrontar con los demás. La parte emocional de las personas y nuestra propia inteligencia emocional se han vuelto cada vez más importantes, necesitamos una nueva educación sentimental que pueda ayudarnos a transformar emociones, pensamientos, intuiciones y estados de ánimo, un lugar, un espacio que sea “bueno para pensar". Creo que éste es el papel del carisma hoy.

​Bruce Mau, tu otro entrevistado, define a las personas carismáticas como “Gente que pone pasión en todo lo que hace”. Y Andrea Branzi ​recomienda replicar el mismo proyecto, hasta que uno encuentre líneas reconocibles en el tiempo. ¿Qué podemos aprender del carisma que desprenden tus entrevistados? 

​Precisamente esta idea. Cómo conectar, cómo contener nuestra ansia de hacerlo todo en seguida… ​

COMENTARIOS
Nombre:

Comentario:

He leído y acepto la política de privacidad



Attachments
 
¡Ups! No hay comentarios todavía. ¿Te animas a escribir el primero?