Skip Ribbon Commands
Skip to main content
2/99
"Tirar una pared quita muchas barreras mentales"
BBVA / @bbva
BBVA
12/02/2015
  • COMPARTE
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Google+
  • Mail
  • Twitter
  • #reimaginaeltrabajo
A UN CLIC
Quién es:

​Gloria Lamas y Bernabé Pérez

 
A qué se dedica:

​Directora de la nueva Ciudad del BBVA y Director de Innovación y Cultura Corporativa

 
Ámbitos de trabajo:

Management, Innovación 

 
Quiero contactarle:

En Twitter: @​bbva​​

 
Tiempo de lectura:

​El café de la mañana

 
What if?
¿Y si utilizamos el diseño para facilitar el teletrabajo, el trabajo en equipo o la transparencia de nuestra organización? 

 
@cyctweet
​​​

​​Herzog & The Meuron proyectó la nueva sede, el BBVA se encargó de fijar bien los cimientos: colaboración, simplicidad y transparencia. Con la banca en plena transformación, la entidad se prepara para el cambio apostando por una filosofía de trabajo más flexible, abierta y colaborativa

Al norte de Madrid, conversamos con Gloria Lamas y Bernabé Pérez para descubrir que paraíso es palabra de origen persa que significa jardín cerrado.

"Al final, la tecnología no cambia a las personas, es un simple facilitador"

¿Cómo y por qué surge la nueva ciudad del BBVA?

Gloria Lamas: El BBVA planeaba edificar dos nuevas sedes para albergar a 6.000 y 8.500 personas en Madrid y México, respectivamente. Los proyectos coincidieron en el tiempo y decidimos aprovecharlo para abrir un espacio de reflexión interna sobre el papel del trabajo en el futuro. Queríamos diseñar un nuevo espacio acorde a esta nueva filosofía.

Bernabé Pérez: Asimismo, entendíamos que los nuevos espacios debían reflejar nuestra forma de ser y de entender el negocio. Debían estar pensados para las personas e invitar a la interacción entre ellas.

Algo así como un acelerador de la nueva cultura del trabajo …
Bernabé Pérez: Sí, los cambios culturales pueden generarse a través de procesos lentos de lluvia fina, o de forma más provocada. En este sentido, decidimos abordar la transformación del BBVA con un enfoque integral, a partir de tres ejes de actuación: los espacios físicos, la tecnología y el modelo de gestión de los recursos humanos.​​
¿Cuáles son los pilares de esa nueva filosofía?

Gloria Lamas: Básicamente, tres: colaboración, simplicidad y transparencia. Queremos crear una nueva cultura de trabajo que fomente la interacción -formal e informal- entre nuestros equipos y queremos hacerlo de la forma más sencilla posible, poniendo en marcha procesos que simplifiquen y hagan más transparente el trabajo.​

En la práctica, esto significa que ya no existen despachos, trabajamos en plantas abiertas. Eso sí, contamos con pequeños espacios de privacidad, diseñados para momentos en los que una persona necesita más confidencialidad o no quiere molestar al resto del equipo durante una videoconferencia. Además, contamos con herramientas y equipamiento que facilitan el que puedas trabajar en cualquier parte, haciendo el día a día más fácil.​

Sí, pero una cosa es acabar con las puertas de los despachos y otra es lograr una cultura de trabajo realmente colaborativa, ¿no?
Gloria Lamas: Aquí hemos pasado de tener a una secretaria que gestiona la agenda de un directivo a poder contactar directamente con ellos. Tirar una pared quita muchas barreras, no sólo físicas, también mentales.

Bernabé Pérez: Las organizaciones son sistemas complejos cuyo funcionamiento depende de las personas; sin duda, el cambio nace y se hace en las personas. Por ello, desde hace ya tiempo, venimos creando las condiciones necesarias para motivar una actitud colaborativa en el trabajo diario en diferentes ámbitos del grupo.​​
¿Qué otros cambios está viviendo la organización?
​Bernabé Pérez: Conceptos como la flexibilidad horaria, el trabajo en la nube o la democratización en la toma de decisiones ya forman parte de nuestro día a día: una persona joven se cuestiona mucho más las jerarquías y trabaja mejor en equipos relativamente planos. El director se convierte en uno más del equipo, algo que hace veinte años no hubiéramos podido imaginar.​​
La consultora Susan Cain, autora de “The Power of Introverts” defiende la soledad como un ingrediente necesario para la creatividad. De hecho, en una entrevista publicada en Fast Company llegó a afirmar que hay mucha tontería sobre la innovación como un hecho fundamentalmente social. ¿Qué opináis al respecto?
Gloria Lamas: La clave está en la combinación. El hecho de tener cerca a tu jefe y a tu equipo genera un gran nivel de comunicación y fluidez y de ahí surgen muchas cosas nuevas, lo que no es incompatible con tener tus propios momentos de reflexión. Para mí, el desayuno es uno de los momentos más creativos del día a día. El gran avance en el mundo laboral es que, gracias a la tecnología, ya no necesitamos estar en la oficina para trabajar.

Bernabé Pérez: Cuando se trabaja de forma colaborativa, existe una mayor probabilidad de encontrar respuesta y  alcanzar soluciones oportunas a los problemas. Si te soy sincero, hablo más ahora con mi jefe y con toda la gente con la que trabajo que antes. Es una cuestión de confianza: cuando confías en las personas, en tu equipo, la comunicación es más fluida y se nota en los resultados.​

Esto supone un cambio de mentalidad total, también para los empleados. ¿Cómo está resultando el proceso?
Gloria Lamas: Seguimos en él (risas). La cultura del presencialismo no es un tema del BBVA o de las empresas españolas, es un tema de la sociedad española. Y no es generacional. En el BBVA, y por romper algún mito, tenemos más hombres que mujeres tele-trabajando.​
La gente piensa que suele ser al revés, que tele-trabajar es un tema vinculado a la maternidad, pero en este momento el reparto de roles está cambiando mucho y, dependiendo del puesto de trabajo, el teletrabajo es posible y funciona.​

Bernabé Pérez: La disponibilidad de tecnología no garantiza nada por sí misma. La clave radica en lograr que las personas, especialmente todos aquellos que dirigen equipos de trabajo, interioricen estas nuevas formas de trabajo. Tiene mucho más que ver con un cambio cultural y de mentalidad que con plataformas informáticas.​​

¿Algún otro mito reseñable?
​Bernabé Pérez: El de las estructuras piramidales. Las nuevas organizaciones gestionan el trabajo de forma más flexible y lo hacen a partir de proyectos. Puede que una persona lidere uno de ellos pero no otro, y esto rompe muchas jerarquías. El trabajo por objetivos y la cuestión de la actitud son nuevas variables que ya estamos midiendo, estamos viviendo un cambio claro de la fisonomía de las empresas.​​
De cara a las personas que se incorporan a vuestro equipo, ¿qué cualidades valoráis especialmente?

​Bernabé Pérez: Antes considerábamos importante la capacidad de innovar, ahora lo damos por hecho. Nuestro foco está en lograr que la gente talentosa pueda desarrollarse a mayor velocidad dentro de la organización y poder ofrecer a aquellos que no lo son tanto las herramientas necesarias para gestionar sus carencias. El desafío consiste en saber colocar el talento adecuado en el puesto y momento oportunos y, de esta forma, contar con su talento y no simplemente con la fuerza laboral. Pero, contestando a tu pregunta, sin duda lo que buscamos son personas con ganas, con compromiso y que quieran cambiar las cosas, que no se conformen.

Gloria Lamas: Por mi parte valoro sobre todo la ilusión y la capacidad de desafío de las personas con las que trabajo. Cuando trabajas con ilusión es más probable que las cosas salgan bien. Y que aprendas de esa experiencia. Por otro lado, la capacidad de desafío te lleva a gestionar a equipos que preguntan. A veces puede resultar agotador (risas), pero aporta muchísimo.​

¿Cuál es el mayor reto al que os enfrentáis con la nueva sede del BBVA?
Gloria Lamas: El temor previo al arranque ha sido nuestro mayor reto. Pensábamos que iba a costar más de lo que ha costado. En cuanto al futuro, no podemos satisfacer todas las peticiones pero nos gustaría que la gente perciba que tenemos sensibilidad hacia sus necesidades. Queremos estar cerca de las personas que trabajan aquí.​

Bernabé Pérez: Estamos al inicio de un camino que comenzamos hace tres años. El futuro lo afrontamos con humildad y con flexibilidad, sabiendo que a nuestro alrededor pasan cosas y que, si se da el caso, siempre podremos aprender de nuestros errores. Nos gustaría evitarlos pero, si llegan, queremos afrontarlos como una forma de crecimiento y aprendizaje.​​

COMENTARIOS
Nombre:

Comentario:

He leído y acepto la política de privacidad



Attachments
 

anon.  (22/10/2018 13:04)

​mis 10 =)