Skip Ribbon Commands
Skip to main content
26/99
"Amazon va a revolucionar el sector agroalimentario"
Íñigo Busto y Javier Sánchez / @lurakiapp
Luraki
19/05/2015
  • COMPARTE
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Google+
  • Mail
  • Twitter
  • #reimaginaeltrabajo
A UN CLIC
Quién es:

​Íñigo Busto y Javier Sánchez​

 
A qué se dedica:

​Luraki

 
Ámbitos de trabajo:

​Tecnología, Diseño, Innovación, Consumo responsable

 
Quiero contactarle:

info@luraki.com

 
Tiempo de lectura:

​Una tostada de jamón con tomate.

 
What if?

​¿Y si pudieras​ encontrar en tu móvil los mejores productos locales y descubrir dó​​nde comprarlos?

 
@cyctweet
​​​

La fiebre ha llegado al mundo de las aceleradoras. U​na idea, una start-up, un equipo, un sueño. Los elegidos para "acelerar" su negocio antes de presentarlo a una ronda de inversión saben que el viaje es intenso, estresante, incierto. Y emocionante

Íñigo Busto y Javier Sánchez son los creadores de Luraki, una aplicación que busca cambiar las reglas del mercado agroalimentario creando comunidad en torno a productores, consumidores e intermediarios. De visita en Valencia, navegamos con Luraki por el futuro de las apps vinculado al sector agroalimentario. 

"La tecnología ha cambiado las reglas del sector musical, hotelero y logístico, y cambiará también las reglas del sector agroalimentario. Tarde o temprano, pero las cambiará"


 

​Luraki es una aplicación que busca democratizar el sector agroalimentario. ¿Cómo llegasteis a la idea de unir salud, gastronomía, ocio y producción local? 

​Javier: En mi caso fue una cuestión personal y profesional, a través de un familiar que cultiva espárragos. Normalmente los vende a través de la cooperativa, hasta que un día se dio cuenta de que cada vez más vecinos se acercaban a comprar directamente: "¿Qué pasaría si más gente supiera que mis espárragos están aquí?", pensó. 

Profesionalmente he estado trabajando y viviendo cuatro años en San Francisco, siempre en contacto con el mundo de las aplicaciones.  

Íñigo: En un viaje Hondarribia-Valencia, paré en Albarracín. Era temporada baja, finales de febrero. Me encanta comer, así que busqué en el móvil algún sitio rico donde parar y no lo encontré. Llamé a Javier pensando que conocería alguna como experto en aplicaciones. Al ver que no había nada, cuando llegué a Valencia le propuse hacer algo... Y aquí estamos.

​¿Pensáis que el mercado agroalimentario está listo para abrazar la innovación tecnológica? ¿Sois conscientes del riesgo de llegar demasiado pronto?

​Íñigo: El mercado agroalimentario sigue verde, muy verde. Lo difícil es encontrar una fórmula económica que satisfaga a todas las partes, por eso hemos buscado ofrecer un enfoque diferente. Luraki​ pone a disposición de todo el mercado información relevante sobre productores, lugares y productos locales, saludables. 

Javier: España es el primer país europeo en cifras agrarias​. La tecnología va a revolucionar el sector agroalimentario igual que lo ha hecho con el musical, el transporte o la hostelería. AmazonFresh, Uberfresh​... En EEUU hay muchas señales claras que apuntan en esa dirección.

 ¿La única forma de no competir contra el canal de distribución es creando proyectos híbridos basados en la colaboración? 

​Íñigo: Desde el punto de vista de las aplicaciones, el mercado agroalimentario ahora mismo es como una pista de baile vacía. Nadie quiere ser el primero en bailar en una pista vacía. Tienes que detectar a los early adopters y llegar a unos cuantos líderes natos que den seguridad y animen al resto.

Javier: Sí. Los productores tienen que volver a ocupar un primer plano. La ventaja de las aplicaciones es que te ayudan a encontrar en el móvil algo rápidamente. Puede que no todo el mundo tenga una web, pero todo el mundo usa Whatsapp,​ todo el mundo tiene un teléfono a mano.​

Habéis vivido y trabajado en el extranjero,  ¿qué cultura os ha influido más a la hora de lanzar Luraki? 

​JavierEn California es complicado acercarse al campo, pero hay una gran concienciación en torno a la alimentación. El tema orgánico es omnipresente, exagerado por otro lado. Quizá la experiencia de los "Farmer’s Markets"​, mercados en la ciudad donde puedes comprar directamente al productor, son los que más me han impactado. Lo cierto es que nunca he visto una aplicación como Luraki. 

Íñigo: En el sur de Australia, viajando por una carretera secundaria, vi un cartel que decía: “Fresas a 500 metros". No había nadie, sólo cestas de fresas y un cubito donde depositar cinco dólares. La gente paraba, cogía sus fresas, dejaba sus cinco dólares y seguía. Aquello me impresionó.

Hay un poco de humo en torno a toda esta tendencia de la comida sana. ¿Cómo percibir la diferencia a la hora de consumir? 

Íñigo: En nuestro caso, la clave está en  la conexión entre las personas. El potencial de Luraki​ como aplicación es que te permite contactar directamente con el productor. Si voy a Pamplona y quiero traer algo típico de vuelta, no quiero hacerlo en la típica gasolinera. Con la aplicación puedes localizar a productores locales, gente con un negocio familiar que quizá no cuenta con grandes recursos y recurre a la cooperativa para vender sus productos. Ahora, esos productores pueden darse gratis de alta y obtener una mayor visibilidad.

​¿Qué ha supuesto para vuestra startup trabajar con una aceleradora como Plug & Play​

​Javier: Hay un antes y un después. Claramente. La aceleradora te empuja, tienes unos objetivos y cifras de negocio que alcanzar, una serie de hitos que ayudan a ganarse la confianza de los inversores. El próximo mes de Junio presentamos Luraki ante una ronda de inversores. No es lo mismo.

​Sí, hacer una idea sostenible a nivel financiero no parece fácil. ¿Cómo está siendo el proceso? 

​Íñigo: Tienes ideas, las llevas en el corazón, pero luego llega la pared. Necesitas encontrar formas de poder seguir siendo, y ahí entran los números en juego. Al final, uno invierte tiempo y dinero en este tipo de proyectos: el objetivo es hacerlos sostenibles. 

Javier: El equipo es muy importante. En nuestro caso, yo tengo experiencia en aplicaciones y él es experto en mercados. Si el alma del proyecto no lo tienes en tu equipo y tienes que subcontratarlo, mi recomendación es que no lo hagas. Va a ser un coladero.

Hablemos de aplicaciones. Con 9.2 millones de descargas al día, ¿cómo hacerse visible? 

​Javier: Yo empecé en el mercado de las aplicaciones en Stanford, San Francisco, con Smule, los creadores en 2008 de Ocarina​, una aplicación en la que soplabas por el micro y sonaba una ocarina. Fue un tremendo viral, hoy ya no sería posible. En el mundo de las app existen servicios de SEO para móviles, pero obtener visibilidad es muy complicado. 

Una vez viví en primera persona como una de mis aplicaciones obtuvo 13.000 descargas en un día. Fueron de un país asiático, gracias a una mención de una persona influyente. Durante los próximos 4 años no hubo ni una sola descarga más. Llegar al mercado es muy costoso, hacen falta importantes inyecciones de marketing.

Dryes Buytaert, creador de Drupal​, habla del futuro de la Web en forma de sistemas, no destinaciones. La clave, según él, pasa por anticiparse a los gustos y necesidades de los consumidores. ¿No es esto un problema para las aplicaciones? 

​Javier: Lo cierto es que vamos hacia un modelo de descargas automáticas y un mercado cada vez más segmentado. La tendencia marca una clara dirección hacia el consumo de información en tiempo real. Lo vemos en el caso de Twitter, WhatssApp, o más recientemente Periscope​. Los medios de comunicación tradicionales son los que deberían echarse a temblar: los modelos de mercado están cambiando y  por el camino van a caer algunos grandes. Seguro. 

​Por último, ¿qué innovación os gustaría vivir en el trabajo futuro? 

​ÍñigoPara mí, el gran cambio sería poder trabajar desde cualquier lugar, en bermudas y alpargatas, a tope y por proyectos, siempre con la posibilidad de hacerlo a distancia. Creo que el futuro del trabajo está vinculado a la calidad de vida. Ahora mismo estoy trabajando como un loco, pero es por un proyecto que me motiva. También creo que en el futuro deberíamos trabajar siempre en equipos híbridos, combinados.

Javier: Yo he trabajado en cuatro startups y creo que ya no podría volver al sistema tradicional de trabajo, con horarios y todas esas cosas. En EEUU la gente está mucho más concienciada, es más fácil trabajar desde cualquier parte. En España, trabajar media jornada está mal visto, cuando en realidad debería ser al revés: tienes a alguien que es capaz de resolver las carencias de tu empresa en la mitad de tiempo.

COMENTARIOS
Nombre:

Comentario:

He leído y acepto la política de privacidad



Attachments
 
¡Ups! No hay comentarios todavía. ¿Te animas a escribir el primero?