Skip Ribbon Commands
Skip to main content
33/99
"A la tecnología le falta la capacidad de sentir"
Carmen García / @@carcgp
VERBENA
18/01/2017
  • COMPARTE
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Google+
  • Mail
  • Twitter
  • #reimaginaeltrabajo
A UN CLIC
Quién es:

​Carmen García Pérez

 
A qué se dedica:

​Marketing en JONNDO y cofundadora de Verbena

 
Ámbitos de trabajo:

​Internet, productividad, marketing, moda

 
Quiero contactarle:
 
Tiempo de lectura:

​​Dibujar una cuadrícula del mes de junio

 
What if?

​​¿El tiempo dedicado a trabajar deja de ser el principal parámetro laboral? 

 
@cyctweet
​​​

​Tras una primera incursión en el mundo tecnógico con optime!, Carmen está ahora centrada en el mundo de la moda. ¿Imaginas compaginar coronas e impresoras 3D?

En los últimos años, comienza a coger fuerza la certeza de que las horas no marcan la productividad de un trabajador, que lo hacen los resultados. Cada vez más personas defienden este modelo que ya ha arraigado en el norte de Europa, y Carmen García es una de ellas.

​Vivimos una evolución: hay que conseguir integrar la tecnología en nuestras vidas

​¿Cómo es su relación con la tecnología?

​Tengo la suerte de que mi marido es muy techie y ha hecho que mi relación con la tecnología sea mucho más amigable. Yo la entiendo como una forma de solucionar muchos aspectos de la vida y, sobre todo, como algo que nos permite experimentar más en el trabajo.

​Por su perfil de LinkedIn, se podría decir que se ha dedicado especialmente al mundo del marketing. ¿Qué relación establece entre la tecnología y el marketing?

​En todas las marcas en las que he creado o trabajado, si no fuera por el marketing digital, la experiencia hubiese sido completamente diferente. Desde el trato con los clientes y cómo vendes, hasta el propio vínculo que se establece. Creo que, a día de hoy, es muy difícil entender una marca sin tecnología.

Sin embargo, pese a todas las oportunidades que ofrece, hay que tener cuidado. Permite llegar de una manera diferente y a más personas, pero, si no se hace bien, la relación es mucho más fría. Eso es algo en lo que es necesario poner más atención.

Una marca debe cuidar muy bien su contenido y saber qué le manda a cada cliente exactamente, porque, si no, podría haber un problema de comunicación que haga que se pierda al cliente. Al final a la tecnología le falta la capacidad de sentir.

​La tecnología ofrece muchas oportunidades, pero ¿cómo aplicarla en la empresa media española?

​Al final, yo creo que uno de los puntos positivos de la tecnología es que una marca pequeña o mediana puede conseguir una visibilidad muy grande sin necesidad de una inversión gigante. Puede ser simplemente por ser más creativo. Su impacto puede ser igual que el de una marca gigante. Yo creo que, en ese caso, la tecnología ayuda a posicionar las marcas, a competir con los grandes.

​Muchos de nuestros entrevistados destacaron el papel de la tecnología como algo instrumental, como un medio más que como un fin. ¿Qué opinas al respecto?

​Estoy de acuerdo, al final siempre hay algo más allá. Algún día evolucionará y tal vez existan casos en los que la tecnología sea también el fin, pero a día de hoy su labor debe ser instrumental.

​Hasta hace poco trabajó en un proyecto llamado optime!, una aplicación que permitía exprimir la productividad en el estudio,¿qué ha aprendido de todo ello?

​Pusimos mucha ilusión y ganas en el proyecto, y para mí supuso una primera incursión en un proyecto más tecnológico. He aprendido muchísimo, desde gestionar un proyecto con personas con las que trabajas a distancia hasta la importancia de la planificación y el apostar. Aprendí sobre todo del esfuerzo, que si quieres que sacar algo adelante lo tienes que dar todo.

Sobre el proyecto en concreto destacaría que hay mercado para algo así. Cuando vimos que no podíamos seguir con él nos surgió la duda de si retirarlo de la Store o dejarlo. Optamos por lo segundo y, todavía hoy, nos siguen llegando descargas de la aplicación en momentos de exámenes. Son picos, pero demuestran que hay una necesidad de integrar la tecnología y el estudio de alguna manera, que la tecnología puede distraer pero también ayudar.

Es una evolución. Antes se hacían muchas cosas sin tecnología, pero ahora hay que comenzar a integrarla.

​¿Qué relación existe entre tecnología y productividad?

​Creo que la productividad no puede medirse por horas, y estoy realmente convencida de ello. En España entendemos que es el tiempo el que marca la productividad, cuando en realidad deberían ser los resultados. Hay gente que igual está cuatro horas trabajando en su puesto de trabajo y luego, a las 12 de la noche, tiene una idea y crea y trabaja mucho más. Es un cambio de mentalidad que cuesta, pero que ya se está llevando a cabo en muchos países nórdicos. Está demostrado que es mucho más efectivo.

Tal y como lo veo, la tecnología puede jugar un papel importante aquí. El canal existe, pero hay que desarrollar la idea. Por poner un ejemplo: en las fábricas, cuando se entra, se ficha. Hay que conseguir que la tecnología cambie ese “fichar” por otro indicador que permita conocer el rendimiento de una persona, porque ¿cómo mides cuánto trabaja una persona creativa?

​¿Puede ser también un cambio de mentalidad y de actitud frente al trabajo?

​Lo es. Venimos de un trabajo mucho más físico, en fábricas en las que había que estar un número concreto de horas, con procesos cronometrados al milímetro. Ahora, aunque esto sigue existiendo, también hay muchos otros tipos de trabajo que no necesitan de esa presencia física, que son más creativos.

​Cuando hablamos con Stephan Fuetterer nos dijo que deberíamos guardar unos minutos al día para pensar y simplemente visionar. ¿Qué opina sobre esto?

​Estuve leyendo hace poco sobre este tema. Había un propósito de año nuevo que buscaba justo esto: unos minutos por la mañana para pensar en qué has conseguido hasta ahora y qué quieres conseguir. Creo que es muy bueno para la productividad, para no improvisar todo el rato. También para ti mismo, pues te motiva para ver que cumples objetivos.

Hoy en día nos paramos poco a pensar, por eso es tan necesario. Llegas a casa y sigues con las pantallas, te pones a revisar todo lo que no has revisado durante el día… todo eso te acerca a la gente pero, al mismo tiempo, te aleja de ti mismo.

​¿Cree que la tecnología puede hacernos más libres o nos convierte en esclavos?

​Es completamente personal, depende de ti y de tu relación con la tecnología. Hay gente que está completamente esclavizada, pero también otros que la usan bien y que le dan el uso que se le debe dar. Leí hace un poco un artículo que decía que la tecnología nos gana la batalla muchas veces porque es más interesante que nosotros mismos.

​¿Cómo le gustaría reimaginar su trabajo dentro de unos años?

​Principalmente enfocado a dos de los proyectos en los que trabajo: JONNDO y VERBENA. El primero ya mezcla tecnología y artesanía, pues vende zapatos artesanales en internet. La segunda, VERBENA, es un proyecto muy personal. Hacemos coronas para fiestas y ocasiones especiales y vamos a incluir los moldes 3D. Me gustarías que la tecnología cambiase la manera en la que se trabaja en ellos.

COMENTARIOS
Nombre:

Comentario:

He leído y acepto la política de privacidad



Attachments
 

snejana stoineva  (17/06/2015 23:25)

​animo Karmen

snejana stoineva  (17/06/2015 23:24)

​animo Karmen