Skip Ribbon Commands
Skip to main content
95/99
"No hay herramienta que supere una buena conversación"
Sara Turumbay y Alex Uriarte / @Aedipe @aedipe50
Aedipe
04/03/2016
  • COMPARTE
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Google+
  • Mail
  • Twitter
  • #reimaginaeltrabajo
A UN CLIC
Quién es:

​Sara Turumbay y Alex Uriarte

 
A qué se dedica:

​Directora de RRHH en CEMITEC y director de RRHH en NTV Logística . Organizadores del 50 Congreso de Aedipe

 
Ámbitos de trabajo:

​Recursos Humanos, Liderazgo, Dirección

 
Quiero contactarle:
 
Tiempo de lectura:

​​Un café en la azotea de Baluarte

 
What if?

​¿Y si pusiéramos a la persona en el centro de las organizaciones?

 
@cyctweet
​​​

​Preguntar mucho y escuchar más. Este es el secreto a voces que ayuda a conseguir la confianza en una organización. Así lo defiende Sara Turumbay, directora de Recursos Humanos en CEMITEC.

Alex Uriarte, director de RRHH en NTV Logística, da un paso más y opina que de esa confianza nace el compromiso, aquel que está directamente relacionado con la cuenta de resultados.

​Ambos organizan el próximo congreso internacional desde la Asociación Española de Dirección y Desarrollo de Personas (Aedipe), que celebran su 50 edición con el futuro del trabajo como tema central. 

 

​"Para fomentar el compromiso en una organización creo que hay que mover otras palancas, como la comunicación interna real: preguntar, dar respuesta a las ideas, llevarlas a cabo. El compromiso está muy relacionado con la confianza"

Francesc Balagué, team coach del grado el liderazgo, emprendimiento e innovación de Teamlabs, comentó en su entrevista a Reimagina el trabajo que  la mitad de los trabajos que habrá en 2030 aún no tienen nombre. ¿Por dónde creen que van los derroteros?

Alex: Estoy totalmente de acuerdo, de hecho ya existen trabajos que hace poco no existían (community manager, trabajadores de la información), creo que estarán vinculadas a la tecnología y a los hábitos de consumo. En muchos casos trabajaremos en cosas que no vamos a saber cómo explicar a nuestros padres y que a veces no creo que duren mucho tiempo.

Sar​​a: Los principales cambios estarán en torno a la tecnología, los trabajos estarán más interconectados. Habrá expertos en gestión de la información de una forma diferente a la actual, expertos en I+D capaces de transferir las nuevas tecnologías a nuevos productos y nuevas aplicaciones, o sistemas productivos más flexibles capaces de adaptarse más a las necesidades de los clientes. 

Por otro lado, la tendencia demográfica nos enseña sociedades desarrollad​​as más envejecidas; tendremos que ser capaces de generar nuevos servicios para los mayores, ofrecerles otra calidad de servicios y atención diferente a la actual.

¿Cómo cree que afecta la transformación digital a la labor de RRHH y a la selección de personas? 

Sara: Centrándonos en la labor de selección, si estamos hablando de puestos que ni si quieran existen, vamos a tener que anticiparnos a describir las competencias que se van a necesitar, pero no sólo para los nuevos empleados, también p​ara establecer políticas que permitan reciclarse a los actuales trabajadores.

Alex: Me parece muy interesante poder valorar las competencias de las personas desde un punto de vista inconsciente, e​​s decir, que a partir de dinámicas o juegos salgan a la luz de forma natural competencias para valorar. Al interactuar en otros entornos que no son la tradicional entrevista de trabajo, se ponen en marcha unas competencias de las que ni siquiera uno es consciente y que pueden ser muy importantes para la empresa.

Jesusa García, directora de Jes&Young, pregunta: ¿En qué ha de formarse o qué competencias ha de desarrollar la juventud para encajar mejor con las demandas de futuro mercado de trabajo?

​Sara: La flexibilidad y la colaboración creo que son las dos principales. También la orientación al negocio y la tolerancia a la frustración, saber convertir un avance tecnológico en una nueva aplicación de interés para el mercado, la creatividad. Todas ellas son competencias cada vez más comunes incluso en puestos muy diferentes, por eso podrían trabajarse desde la Educación en edades más tempranas.

Alex: La capacidad de aprendizaje, el interés, la flexibil​​idad, las competencias digitales y la productividad personal. Este último aspecto me interesa mucho porque cada vez tenemos que gestionar mejor el  tiempo, las capacidades y el conocimiento; todo lo que no sea un algoritmo, lo que no se pueda codificar, es decir, el aspecto humano, es fundamental. Y creo que existe una desconexión entre el mundo educativo y el mundo laboral. Aquí sí que hay un reto para reimaginar el trabajo.

En este sentido, Amaya Villanueva, gerente de la Asociación Comercial Ensanche de Pamplona, pregunta: ¿Se tiene en cuenta la actitud personal, además de las aptitudes?

Sara: Creo que cada vez va a diferenciarnos menos el conocimiento técnico propio de la profesión, es algo que se presupone, sin embargo las capacidades que mencionas, Alex, me parecen claves. La capacidad para adaptarnos, pero no de una forma resignada, sino proactiva. La orientación a la colaboración, pensar que un conjunto de personas que trabajan juntas aportan más que una.

Alex: De nada sirve ​un buen conocimiento técnico si no sabes trabajar en equipo, colaborar o liderar.

Cada vez se habla más ‘la felicidad en el trabajo’, ¿este concepto es realista? 

Sara: Es cierto que hay condiciones en el trabajo que pueden contribuir a que estemos mejor y por lo tanto en nuestra felicidad. Ver que se aporta con el trabajo propio, que exista un clima de respeto y autonomía o la transparencia suficiente como para comprender el punto de vista de la empresa... No obstante, espero que la felicidad dependa principalment​e de aspectos más allá del trabajo. ​

Creo en el equilibrio. En la empresa somos responsables de crear motivación en los empleados y también hay una parte que depende de cada persona: la actitud con que nos enfrentamos a las dificultades y a las novedades.​

Alex: Estar comprometido con la misión de tu trabajo, que haya comunicación, metas compartidas, recorrido profesional, pero, sobre todo, confianza. Confianza para poder equivocarte, plantear preguntas, saber cosas… y además creo que debe ser recíproca, porque se puede caer sino en la vigilancia excesiva y en patologías dañinas en las organizaciones que impide que salgan las cosas.

¿Creen que el compromiso entre la empresa y los empleados influye en la cuenta de resultados? ¿Cómo puede fomentarse? 

Alex: El compromiso influye muchísimo en la cuenta de resultados. Es verdad​ que es otra palabra emocional que puede resultar abstracta, pero la definiría como hacer bien las cosas correctas.

Para fomentarlo en una organización creo que hay que mover otras palancas, como la comunicación interna real: preguntar, da​​r respuesta a las ideas, llevarlas a cabo. El compromiso está muy relacionado con la confianza.


Sara: Yo también creo que el compromiso influye directamente​​ en la cuenta de resultados, es más, en mi opinión, si una empresa va bien, es porque cuenta con personas comprometidas. Creo que invertir en el compromiso es una nece​sidad estratégica. Además dedicamos una parte importante de nuestra vida al trabajo y estamos en una sociedad desarrollada, parte de los esfuerzos tiene que ir a fortalecer ese compromiso. 

​​​No obstante, muchas veces caemos en el error de dar por hecho lo que la gente necesita, por una falta de comunicación, cuando en realidad tenemos en nuestra mano herramientas básicas: preguntar mucho y escuchar más. La respuesta la tienen las personas, sabemos perfectamente qué nos hace estar comprometidos en nuestro trabajo.

¿Creen que en España tenemos la madurez suficiente como para afrontar los cambios de mentalidad laboral que demanda el mercado?

Alex: Creo que hay diferentes velocidades. Algunas organizaciones están muy maduras, otras siguen con modelos de gestión mucho más tradicionales propios del siglo XX.

​​​En el tema de gestión de personas se cometen siempre los mismos errores, por eso sería muy útil compartir esas experiencias para ver cómo lo han resuelto.

Sara: : Yo creo que sí, tenemos la madurez necesaria, ​aunque creo que tendríamos que mejorar en colaboración. Intercambiar información, conocimientos, experiencias, entre las empresas.​

¿Cómo influye este cambio de mentalidad en el cambio de estructura?

Alex: Las estructuras tradicionales jerárquicas cada vez deben ser más horizontales y compartir más información entre los ​miembros, ser más transparentes. En realidad, la labor de RRHH tiene una parte importante de relaciones laborales, que no es más que relacionarse con las personas que trabajan con uno.

Sara: La toma de dec​​​​isiones restringida sólo a unos puestos de responsabilidad cada vez es más complejo, es necesario contar con todos los conocimientos que se tienen en la empresa. 

Roberto Hernández, responsable de Recursos Humanos en Emérgete, pregunta: ¿Qué consejos darían a un profesional de RRHH para adaptarse al cambio y poder aportar valor real dentro de las organizaciones? 

Sara: El consejo para RRHH sería que no perdamos de vista las prioridades. RRHH tiene un papel estratégico como nexo entre la estrategia empresarial y el trabajo de llevarlo a cabo. El reto es​ acercar ambas partes, ser un facilitador para que las personas que desarrollan el trabajo estén cercanas a la estrategia y también para que en la definición de esa estrategia, la posición de las personas sea absolutamente central.​

Alex: No nos podemos quedar sólo en las nóminas, tenemos que reivindica​r nuestra figura y aportar al negocio, porque en nuestra mano está el factor clave de los negocios: las personas. ​A día de hoy no se ha conseguido crear empresas sin personas.​

Josean Ascarza, socio de Oniria, pregunta: ¿No creen que a veces nos centramos demasiado en las ventajas que ofrece la tecnología olvidándonos de algunos valores fundamentales?

Sara: Sin duda. Creo que centrarnos en las ventajas de la tecnología es más fácil que lo relacionado con personas. En su día me dijo un veterano del sector este consejo: “Preserva las relaciones”. No creo que encontremos una herramienta que super​e una buena conversación y en las organizaciones, a veces, se nos olvida esto.

“El futuro del trabajo” es tema central del 50 Congreso internacional de AEDIPE, los días 6 y 7 de octubre de este año en Pamplona ¿cuál es su opinión respecto a este tema?

Alex: Creo que necesitamos reflexionar sobre ello y anticiparnos en la medida que seamos capaces. Por eso estamos definiendo el 50 Congreso de AEDIPE en torno al "Futuro del Trabajo". ​

Sara: Pretendemos promover una visión amplia, rigurosa e interdisciplinar qu​e incluya diferentes perspectivas: legal, económica, social, empresarial, sindical, etc. Tiene carácter internacional, nacional y local. 

Queremos que sean unos días de reflexión, de compartir conocimientos, experiencias y de networking, por eso vamos a trabajar con distintos formatos y a promover la participación. 

​​Contaremos con académicos del MIT de Boston, pasando por Oxford y ​​Deusto; representantes de la OIT o EUROFOUND; y hasta directivo de FUJITSU, CINFA y Gas Natural FENOSA, entre otros.

​¿Qué innovación tecnológica les gustaría vivir?

Alex: Me gustaría que fuésemos capaces de curar el planeta como si fuera un enfermo, como cuando te tomas una medicina y te curas.

Sara: Que tuviésemos un termómetro de sentido común.

También hay una idea de Manu Irib​​arren, organizador del congreso, que me gusta mucho y es la de un traductor simultáneo a tiempo real de cualquier idioma.

COMENTARIOS
Nombre:

Comentario:

He leído y acepto la política de privacidad



Attachments
 

Carlos Escobedo  (25/04/2016 2:15)

​Felicitaciones por la iniciativa de organizar el AEDIPE50, seguramente será un encuentro muy enriquecedor. En lo personal como docente de RRHH me ha ayudado mucho para transferir a mis alumnos los desafíos sobre "cómo será el trabajo en el futuro". Un cordial saludo desde San Juan, Argentina. @carlosmescobedo