Escuelas de vida
Leontxo García - Leontxo García
  • COMPARTE
  • LinkedIN
  • Facebook
  • Google+
  • Mail
  • Twitter
  • #reimaginaeltrabajo
Leontxo García - Leontxo García
Ajedrecista, periodista y comunicador

​​Por amor al ajedrez, Leontxo García conversó durante cinco días con novecientos presos de la cárcel de máxima seguridad donde el Chapo Guzmán cumplía condena en México. 

Por amor a las historias, este periodista nacido en Irún viajó hasta Rusia para entrevistar a las madres de Ká​​rpov y Kaspárov, dos grandes del ajedrez a los que Leontxo ha seguido durante tres décadas.

Por amor a la educación, este hombre inquieto ha formado a cerca de 30.000 maestros de ajedrez en veintiocho países del mundo. Consejero de la Federación Internacional de Ajedrez (FIDE), Leontxo trabaja para hacer del ajedrez una herramienta que cambie tu vida… y la de millones de niños. ​
01.

​Viajar es la mejor escuela de vida: hablar con gente de otras edades, países y culturas nos brinda la oportunidad de ver el mundo de forma distinta.

02.

​Leer, en el sentido amplio y cualitativo del término, es otra gran escuela de vida. También el placer de ver crecer de cerca a un bebé. 

03.

​El ajedrez, por su naturaleza puramente racional, es una gran herramienta para la convivencia. En el siglo XIII, Alfonso X El Sabio supo ponerla al servicio de musulmanes, judíos y cristianos.

04.

​La historia nos enseña que, en toda guerra, además de un trasfondo económico, solemos encontrar tres factores radicalizados: el nacionalismo, la religión y el racismo.

05.

​Una de las cosas más grandes que una persona puede hacer en la vida es contribuir, aunque sea con un granito de arena, a la educación de los más pequeños.

06.

​En ajedrez educativo, formar a maestros de escuela tiene un efecto multiplicador, exponencial y muy positivo a la hora de preparar a los más pequeños para el mundo que viene. 

07.

​Pensar bien tiene que ver con ampliar nuestra visión de la realidad, no decidir en caliente, salir de la caja e ir más allá de los límites de la objetividad: con imaginación, sin perder el equilibrio.

08.

​Conocer el entorno más cercano de personas tan singulares como Gary Kaspárov ayuda a comprender hasta qué punto la familia puede influir en la personalidad de un número uno.

09.

​La autocrítica, la capacidad de reconocer que nos hemos equivocado, no debería ser una excepción. Al revés: en política como en la vida, reconocer el error nos hace grandes como personas. 

10.

​En ajedrez humano, la belleza es hija del error. Máquinas como Alpha Zero pueden crear belleza también, pero nada como esas manos humanas, capaces de convertir el error en algo más.

Newsletter